Mis bebés estrella


Los bebés estrella son aquellos hijos que no llegaron a nacer, los que se fueron al cielo desde el vientre materno.

Escribo este blog para contar desde mi experiencia, los sentimientos de una madre al afrontar la pérdida de un embarazo.

Éste es mi rincón de desahogo para superar el duelo.



5 oct. 2013

El hermanito está en la barriga de mamá

Muchas veces he pensado que estamos confundiendo a nuestro hijo Andrés.

Empezamos a buscar un hermanito cuando cumplió el año, y enseguida que conseguimos el embarazo empezamos a hablarle de su hermanito. Cierto es que cuando Andrés tenía año y poco no llegaba a entender del todo lo que era la figura del hermanito pequeño. Y él se limitaba a decir: "Mamá-bebé"

Después del primer aborto, dejamos de atenderle cuando hacía esa frase, o le decíamos que el bebé se había marchado, claro que si para él era complicado entender que había un bebé, más complicado era entender que ya de repente no estaba. Poco a poco se olvidó.

Conseguimos otro embarazo y vuelta a empezar... el hermanito aquí, mira la barriga de mamá, ¿le vas a dejar tus juguetes? ¿vas a ayudar con el biberón? y de nuevo, otro aborto; éste ya cuando Andrés tenía 26 meses.

Volvemos a conseguir otro embarazo... ahora pienso ¿irá este bien? o ¿terminaré liando a mi hijo otra vez con ahora está, ahora no está? Es muy difícil hacerle ver a un niño tan pequeño lo que ocurre, y más cuando a nosotros mismos nos cuesta aceptarlo.

En un primer momento pensé en no decirle nada del hermanito en camino, pero claro, era ya mi quinto embarazo, y debía cuidarme todo lo posible, me han recomendado no coger peso, no hacer ejercicio, como mínimo hasta el primer trimestre... Asi que le explicamos a nuestro peque de ya casi 30 meses, que mamá tiene pupa en la tripa, que hay un bebé, y que no puede cogerte en brazos...

Bonita forma de decirle a mi hijo: "Ahora está tu hermanito aquí, asi que mamá no te puede hacer tantos mimos (o de la misma forma), como lo hacía antes..." Me sentía fatal...

Pero a él le gusta la idea del hermanito pequeño, no sé si porque para él lleva la tira de tiempo dentro de la barriga de mamá y no termina de nacer (desde la  primera vez que se lo dijimos ha pasado más de un año...) Incluso le pone nombre, si es niño se va a llamar Roberto. ¡Pues peor me sentía yo! ¿Y qué pasa si sale mal otra vez?

No paro de darle vueltas a esto. Menudo lio le estamos formando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario