Mis bebés estrella


Los bebés estrella son aquellos hijos que no llegaron a nacer, los que se fueron al cielo desde el vientre materno.

Escribo este blog para contar desde mi experiencia, los sentimientos de una madre al afrontar la pérdida de un embarazo.

Éste es mi rincón de desahogo para superar el duelo.



18 ago. 2015

Y Daniel llegó.

El pasado 5 de noviembre nació Daniel.
Siento no haber ido contando la segunda mitad del embarazo, me dieron la baja por riesgo e intenté no darle tantas vueltas a los síntomas para evitar angustias y miedos.
Gracias a los mensajes que he recibido, actualizaré poco a poco mi blog para contaros cómo fue la segunda parte del embarazo, el parto y el nacimiento de Daniel.
Un abrazo a todas las que me leéis.

12 jun. 2014

Cuando vuelve el dolor

Estoy embarazada de 17 semanas, se supone que el riesgo ha bajado considerablemente... pero los miedos van y vienen.

Hace unos días sentada en el auditorio y apunto de salir mi hijo de 3 años a actuar en el festival de fin de curso, noté un dolor muy fuerte en la parte derecha de la barriga, justo debajo de las costillas. La sala estaba abarrotada de papás y mamás ilusionados por la actuación con todas las cámaras de video preparadas y yo pensando qué me estaba pasando... Intenté relajarme, disfrutar del momento, al fin y al cabo el dolor era soportable y no notaba que estuviera manchando.

La actuación acabó y no pude disfrutar tanto como me hubiera gustado, aún así, el dolor pasó y al día siguiente empecé a notar pataditas, como si algo me rascara la barriga desde dentro... Esto es una buenísima señal.

Hoy, me he levantado algo incómoda, notaba una presión extraña en la barriga, y llevo toda la mañana con unos dolores que van y vienen, desde el centro de la barriga hasta el ovario derecho, y empiezo a darle vueltas a todo lo malo que puede pasar teniendo en cuenta el diagnósito que tengo, la remota posibilidad de un infarto placentario no se me va de la cabeza...

Al final consigo relajarme y pensar en otra cosa, me levanto de mi puesto en la oficina, me pongo un café y charlo con los compañeros... poco a poco el dolor y la angustia pasan y todo vuelve a la normalidad.

4 jun. 2014

¿Cuándo darse de baja?

He pasado por el médico de la empresa, para darle todas la novedades de la consulta de hematología, y me ha comentado algo que me ha sorprendido un poco.

Me dice que hable con mi jefe cuanto antes porque mi embarazo al ser de alto riesgo, teniendo en cuenta los antecedentes y el tratamiento que estoy llevando, lo normal es que cogiera la baja en breve. Y todavía queda por hacer entrevistas para encontrar a alguien que me sustituya y darle la formación. Además con el verano y las vacaciones de por medio el tiempo se agota.

Estoy de 16 semanas, y en poco tiempo llegaré al ecuador. Todos me dicen que estaré mejor y más tranquila en casa; pero yo no contaba con cogerme la baja tan pronto, necesito estar activa, necesito sentirme útil, y sobretodo tengo un cargo de conciencia de querer demostrar a mi empresa que aún estando embarazada puedo seguir el ritmo.

El médico me insistió que no queda tanto tiempo como parece y que debo plantear la situación a mi jefe. Y más si cabe cuando en mi anterior embarazo me dieron la baja en la semana 32 porque el estrés del trabajo me provocaba contracciones...

En menos de una semana tendré cita con la ginecóloga y le plantearé la situación, que ella me diga hasta qué punto es de riesgo seguir trabajando hasta casi el final del embarazo en mi situación, y si hay algún riesgo que me haga un informe para presentarlo a mi jefe.

30 may. 2014

Consulta Ginecólogo, 15 semanas

Hoy he pasado por el ginecólogo, pero no por la que me lleva el embarazo si no por otro. Por aquel que en su día me dijo que me tardaría en bajar la regla porque tenía un óvulo encapsulado.

Pues ni corta ni perezosa he pedido cita y me he presentado en su consulta, al entrar ha empezado una conversación de besugos de este tipo:

"Qué tal?" (sonríe)
"Embarazada" (sonrío más...)
"¡No!"
"¡Sí!, mira si está tardando en bajarme la regla!"

A partir de ahí el médico tan contento, pensado que iba a llevar mi embarazo con él y que iba a dar a luz con su equipo médico... (ni de coña)

Le cuento el tratamiento que estoy llevando y el seguimiento de gines, hematólogo y endocrino y alucina!! no tenía ni idea de estas cosas.

Me hace una eco y tarda lo suyo mira un montón de cosas y me da un montón de fotos. Y después de mirar y remirar nos dice que parece que es niño, pero que no quiere asegurar mucho porque está el cordón por medio y además no está bien colocado... (Bueno no sé si creermelo cuando hace unas semanas me dijiste que lo que veías era un óvulo encapsulado...)

Me propone que vaya a su consulta entre cita y cita con mi otra gine, así yo podría ver a mi cacahuete más a menudo y él podría aprender del seguimiento de mi embarazo... Pues sí, me parece buen trueque.

:)

24 abr. 2014

Cena de trabajo ¿y yo dónde meto todo esto?

Hoy tengo cena de trabajo. Un compañero se jubila, bueno... llámalo X. Llegas a una edad, que la empresa considera que es mejor liquidarte; pero a ti te hacen polvo porque tan solo tienes 54 años, ¿qué haces el resto de años hasta que tengas edad suficiente para jubilarte? La situación es ésta y son lentejas.

El caso es que nos vamos todos los compañeros de cena para despedirnos de él y claro aún no he dado la noticia en el trabajo. Por las mañana no se me nota nada de barriga pero por las tardes hace su aparición estelar... y ¿dónde meterla sin que se note?

Pues acabo poniendome uno de mis pantalones más anchos, que ya de anchos no tienen nada y un blusón, tan mona yo me voy de cena corriendo el riesgo de acabar dormida encima de los entrantes, con el sueño que da esto del embarazo.

Platito de jamón va, platito de jamón viene, y todos diciendome coge coge!!.... No, gracias, ya he probado antes y está buenísimo... ¡¡mentira!! lástima de toxoplasmosis :(

Y con cuidado de qué como y qué huelo porque la sensibilidad está a flor de piel y a la mínima se me viene todo para arriba... arrggg, qué asquito.

Terminamos de cenar y entre regalitos, abrazos y fotos varias, salimos del restaurante casi a las 2... Todavía queda la vuelta a casa y el madrugón del día siguiente... me quería morir!

Por cierto, nadie sospechó nada :)

8 abr. 2014

Vómitos y náuseas ¿buena señal?

Llevo unos días revuelta y con agobios, tanto que hay días que acabo vomitando. Lo bueno es que la náuseas no son matutinas, por lo que evito salir corriendo al baño estando en la oficina (cosa que le pasó a una compañera y fue tema de conversación hasta más allá del primer trimestre...). Lo malo, es que es son al caer la tarde, justamente cuando estoy con mi hijo en casa; y claro el pobre viene siempre detrás a ver qué le pasa a mami... La última vez, el pobre me dijo que si estaba malita, él me cuidaba y me daba "Apire".

La poca gente que sabe que estoy embarazada y que sabe lo de las náuseas, me dice que esto es buena señal; pues francamente no lo sé, porque esto es algo que en el embarazo de mi hijo no lo viví, pero sin embargo en los otros embarazos que perdí me pasó alguna vez. No demasiadas veces, porque tampoco dió mucho tiempo...

Sea como sea, bendito embarazo, a pesar de las náuseas...

5 abr. 2014

Hipotiroidismo oculto ¿qué es?

PLANIFICACIONDE EMBARAZO Y ESTUDIO DEL TIROIDES.

Introducción.

Actualmente todos los autores coinciden en que el hipotiroidismo sin tratar, aunque sea de grado incipiente, puede ocasionar abortos precoces en el primer trimestre del embarazo.

En el siglo XXI y en nuestra sociedad los embarazos no son acontecimientos casuales; una pareja decide cuando quiere tener un niño y lo planifica. Pues bien, en esa planificación tiene que incluirse un estudio previo de su función tiroidea incluyendo valoración de anticuerpos antitiroideos. Lo repetiré hasta el aburrimiento.

Estoy pensando en quedarme embarazada.

Si ha decidido quedarse embarazada tiene que prepararse. Es muy conveniente que vaya a su ginecólogo/a que se encargará de hacerle un chequeo analítico. En ese chequeo tiene que pedirle inexcusablemente un perfil analítico tiroideo. Valoración de T4-Libre, TSH y anticuerpos antitiroideos TPO y antitiroglobulina. Es importante que se lo recuerde, pero mucho más importante que insista.

Es importante que sepa que actualmente es admitido, por los organismos internacionales de mayor solvencia, que el rango de normalidad de la TSH se encuentra entre 0.3 y 2.5 mUI/ml. Puede ser que en el impreso de su análisis diga que el límite superior de la normalidad es 5.0 mcU/ml y puede ser que su médico acepte este valor como normal, pero desde 2002 los límites de la normalidad se han modificado y es posible que al analista o al ginecólogo/a no le haya llegado aun la información. Insisto y téngalo en cuenta porque es muy importante: si su TSH es mayor de 2.5 mcUI/ml su tiroides está funcionando mal, y Vd. tiene un hipotiroidismo oculto y, a ese problema, habrá que ponerle solución antes de quedarse embarazada.

No diga: “si yo estoy bien y no tengo ninguna molestia ¿Porque tengo que empezar a tomarme unas pastillas de Levotiroxina? Pues muy sencillo, para que si te quedas embarazada no tengas un aborto. Cuando haya nacido su bebé podrá tomarse las pastillas o dejarlas, pero mientras dure el embarazo Vd. necesita una mayor cantidad de hormona tiroidea en sangre y su tiroides va justito y no puede aumentar la producción.

Tiroides de la Madre.- Modificaciones inducidas por el embarazo.

Aunque Vd. sea una mujer absolutamente normal, el embarazo para su tiroides es un impacto importante. Pero no se preocupe, su cuerpo está preparado para eso y para más. Eso de la igualdad de sexos no es del todo cierta, la mujer está mejor preparada fisiológicamente que el hombre.

El embarazo se acompaña de la influencia de una serie de factores específicos que en conjunto suponen un estímulo importante del tiroides de la mujer embarazada.

El primer factor, que influye, sobre todo en el primer trimestre, es la estimulación del tiroides por una hormona que se produce en la placenta, la gonadotropina coriónica Vamos a hablar un poco de ella. Su producción comienza inmediatamente de la concepción, a los 2/3 días. Es precisamente esta hormona la que se detecta en sangre o en orina y es la base de las pruebas de embarazo. Pues bien, la gonadotropina coriónica se parece muchísimo a la TSH y puede estimular al tiroides. Aproximadamente un 18 % de las embarazadas tienen durante el primer trimestre un ligero estímulo del tiroides que pasa desapercibido entre las otras molestias que la embarazada siente. Puede haber una ligera elevación de la T4 y una frenación de la TSH en este primer trimestre que es normal y no debe de confundirse con un hipertiroidismo. En el segundo y tercer trimestre bajan los niveles de gonadotropina coriónica y el cuadro tiende a remitir.

En el segundo y tercer trimestre también hay factores que modifican la función del tiroides, pero son de otro tipo. Aunque no está totalmente claro, en este problema podrían estar implicadas las propias hormonas femeninas, fun­damentalmente los estrógenos. Las hormonas tiroideas circulan en sangre en su mayor parte unidas a una proteína que se llama TBG (Tiroxin Bindig Globulin o globulina fijadora o transportadora de la tiroxina), pues bien en el embarazo las cifras de TBG se disparan, entre las 16/20 semanas de la gestación la cifra de TBG en sangre se multiplica. En estas circunstancias las cifras de T4 y T3 en sangre se alteran y pueden dar la falsa impresión de una alteración funcional. Pero este problema está resuelto, porque la T4-Libre no se modifica y sigue estando normal.

Por los motivos que hemos citado anteriormente el tiroides de la madre durante el embarazo “va forzado”. Se calcula que el tiroides de la embarazada tiene que producir entre un 30% y un 50 % más de tiroxina que en condiciones normales. Para mantener estabilizado el nivel de T4-Libre en sangre,tiene que aumentar su ritmo de producción y además la madre transfiere al feto una parte de sus hormonas, no mucha, pero la suficiente para mantener un desarrollo normal, si el feto tuviera problemas con su tiroides.

En el embarazo el tiroides de la madre puede crecer un poco. No siempre pero quizá en un 10 - 15 % de los casos.

Abortos del primer trimestre de embarazo.-

Si durante el embarazo su tiroides tiene que aumentar su ritmo de trabajo entre un 30 % y un 50%, y Vd. tiene un hipotiroidismo, aunque sea de grado mínimo, y su tiroides no es capaz de producir más hormona tiroidea, el embarazo fracasará, Vd. tendrá un aborto precoz, y eso ocurre entre la semana 8ª y la 10ª. Y esto se le repetirá una y otra vez.

Regulación de la Función Tiroidea en embarazadas con falta de yodo.

Hablo de este tema con amplitud en el capítulo del niño, pero lo vuelvo a recordar aquí, ya que se cita en el informe de la AECC.

En condiciones normales, como anteriormente he indicado, el moderado sobre esfuerzo que se pide al tiroides no supone ningún problema, pero si hay una deficiencia en yodo la situación es diferente. El tiroides de la madre es insuficiente para fabricar la cantidad de hormona necesaria, porque no tiene yodo suficiente y sin material no se puede hacer una casa. La TSH de la madre se eleva y el tiroides de la madre crece. Al niño le pasa lo mismo y también puede nacer con un pequeño bocio, aparte de los problemas de desarrollo que haya podido tener.

Las necesidades de yodo de una mujer normalmente son de 150 micro­gramos diarios, la embarazada necesita 200 microgramos. La suplementación de yodo a lo largo de todo el embarazo y durante la lactancia puede resolver ese problema. Prácticamente todos los ginecólogos/as la prescriben. Si no fuera así, coménteselo.



Fuente: www.tiroides.net