Mis bebés estrella


Los bebés estrella son aquellos hijos que no llegaron a nacer, los que se fueron al cielo desde el vientre materno.

Escribo este blog para contar desde mi experiencia, los sentimientos de una madre al afrontar la pérdida de un embarazo.

Éste es mi rincón de desahogo para superar el duelo.



2 ene. 2014

Cambio de seguro privado

Hace quince días me he enterado de que mi empresa ha tenido a bien cambiar a todos los empleados el seguro médico privado... ¿Y yo ahora qué hago? Mis ginecólogos son todos de Sanitas, di a luz en un hospital de Sanitas, el pediatra de mi hijo es de Sanitas, cuando se pone malito le llevo de urgencias al mismo hospital de Sanitas donde nació... La empresa no dio ni si quiera opción de elegir pasar a Cigna, quedarnos con Sanitas, o renunciar al seguro médico. Directamente a partir del 1 de enero todos los empleados seremos de Cigna, y bueno me parecería bien si la empresa corriera con los gastos del seguro médico, pero es que encima los empleados pagamos una parte; y encima no tenemos ni voz ni voto. Nos hemos planteado contratar Sanitas de forma particular, más que nada por el pediatra del niño, pero al final, hemos decidido seguir con Cigna, más que nada porque como es obligatorio, probaremos a ver qué tal. Y las consultas del pediatra las pagaremos de nuestro bolsillo, reclamando posteriormente la parte correspondiente de reembolso a Cigna. El tema del ginecólogo ya no me preocupa demasiado, ya que ahora mismo no estoy en medio de ningún tratamiento, y no nos vendría mal cambiar un poco de "aires médicos" para este asunto, a ver si otro médico de otra consulta da con la tecla de qué está pasando.

1 ene. 2014

Otras Navidades más

En verano esperábamos dos bebés en la familia, hermanitos, niño y niña. Y el corazón del niño se paró a los siete meses y medio de gestación. Sólo nació Paula, una guapísima y risueña bebé que hace las delicias de todos. No está su hermano y ese vacío pesa. Los papás de Paula son primos de mi chico, y hemos pasado la nochevieja con toda su familia; en la que además de Paula y nuestro hijo hay muchos primitos más, la casa se llena de niños y alegran la casa nada más llamar al timbre. Hemos pasado estos días entre juegos, canciones, pañales y alguna que otra peleilla entre ellos. Ha sido muy divertido y lo hemos aprovechado a tope, y más sabiendo que hasta dentro de unos meses (probablemente semana santa) no nos volveremos a juntar todos, ya que vivimos muy lejos unos de otros. El momento de las uvas fue muy especial, triste, había muchos sentimientos. Justo después de partirnos de la risa viendo como el de al lado llenaba los mofletes de uvas... acabaron las campanadas y empezamos a besarnos y desearnos feliz año nuevo. Justo ahí empezaron a brotar las lágrimas de muchos de nosotros. El hermanito de Paula no estaba, había acabao otro año más y seguíamos sin darle un hermanito a Andrés, y además el abuelo de mi chico había fallecido también este año... Feliz Año a todos y que este año que entra se cumplan los deseos de todos.