Mis bebés estrella


Los bebés estrella son aquellos hijos que no llegaron a nacer, los que se fueron al cielo desde el vientre materno.

Escribo este blog para contar desde mi experiencia, los sentimientos de una madre al afrontar la pérdida de un embarazo.

Éste es mi rincón de desahogo para superar el duelo.



2 abr. 2014

Las primeras veces de Heparina

Cuando me enteré de que estaba embarazada, una de las primeras cosas en las que pensé fue en la heparina. Tengo que pincharme todos los días, recuerdo cuando cogí el prospecto y empecé a leer de cómo se hacía y me fijaba en los dibujos... ufff, y esto todos los días??

Saco la jeringa del envase, quito el plástico protector, quito el capuchón y veo la aguja... Arrggg toda esa aguja tengo que pincharme! me va a doler!...

Empiezo a darle golpecitos para que la burbuja se coloque en su sitio correcto (eso pone en el prospecto, ¿pero cuál es su sitio correcto?)

Me cojo un pellizco de carne de la zona del ombligo y tanteo con la aguja... ¡esto me va a doler! Y pum, pincho despacio, hasta que voy notando cómo entra... voy aprentando el plástico que empuja la heparina hacia dentro, despacito, y noto una sensación muy extraña en la mano que sujeta el pellizco de piel, noto cómo va entrado la heparina... ¿y esto todos los días?

Merecerá la pena si dentro de unos meses tengo a mi bebé en brazos. Después de más de dos semanas semana, ya llevo dos cajas de heparina puesta. Y cada día ha sido diferente. Un día me ha dolido más, otro menos; un día no me ha dejado nada de señal (sólo el agujerito del pinchazo), otros días he acabado con un hematoma bastante considerable...

He leido que aplicando un poco de hielo antes de pinchar se puede mitigar el dolor, así que mañana probaré. Por cierto, me han recomendado que nada de Thrombocid, aunque es aplicación local y en crema, no debería pasar nada; pero en el prospecto pone que no se han realizado pruebas determinantes en embarazos. Asi que nada, más vale prevenir.

Durante la semana pasada hice el cambio de hora para ponerme los pinchazos, me recomendaron que no había que apretar con una algodón ni frotar después del pinchazo, ya que la heparina provocaría un hematoma, por eso pensé que si me ponía la heparina por las noches en lugar de por las mañanas, el pijama no me apretaría como la ropa de calle y así evitaría el cardenal. Lo que hice fue adelantar cada día una hora el pinchazo, fue un poco tostón porque me tenía que levantar a las 6, a las 5, a las 4, a las 3 de la mañana... cada día para que por fin, pudiera ponermela a las 11 de la noche antes de irme a la cama... Pero bueno, en una semana tenía el cambio de horario hecho, y los resultados son fantásticos. Ya no me sale nada de hematoma. Por lo que si tú que me estás leyendo tienes que ponerte heparina, intenta hacerlo por las noches, que el pijama es más holgado, no te apreta; y además recuerda no tocar ni apretar la zona del pinchazo después de la inyección. Mano de Santo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario